Para votar debe abrir, en otra pestaña, su página de Facebook. ¡Lo puede hacer desde nuestro sitio con el botón de fondo azul "Entrar", cuando vote puedes salir de su cuenta de Facebook con el botón de fondo azul "Salir"! Forzar Conexión
|

Pistacubana reseña cuarta noche del Guzmán 2019, esta «Vida loca»

    La cuarta semana del concurso Adolfo Guzmán 2019 permitió ver en escena las 6 restantes canciones, para completar las 24 en concurso, tuvo un segmento dedicado a Farah María y participó Pancho Céspedes que estuvo diez minutos “jugando” en escena con su clásico “Vida loca”, en una emisión cuya calidad fue la inferior de todas.

    El primer tema de la noche “Ámame” de la autoría de Manuel Álvariño y que interpretara Ángel David Naranjo fue otro de los temas soneros que compitieron en esta edición 2019. Lleno de metáforas adornadas de belleza pura, la obra fue bien defendida por Ángel David Naranjo, cuyo texto hizo referencia a varias canciones de la música cubana y que a pesar de su justicia con la tradición decayó un poco en la parte de los coros y la improvisación.

    Adalberto Álvarez, sobre ella valoró, “es una canción bailable, lógicamente, con una letra sencilla, lo que más me maravilla de la canción, voy a ser sincero, es la defensa de este muchacho que la ha sacado a flote”, por su parte Israel Rojas comentó: “Es un arreglo poco convencional para un tema convencional” . Yianela, nuevamente muy atinada, agregó: “Me recuerda este son campesino a lo Polo Montañez, que tiene mucho público, a partir de la naturalidad con que expresa sus ideas, expresiones que tienen que ver con el campo y tiene que ver con el color de la voz del intérprete”. La canción logró 86.2 para clasificar a la final, con menos puntos que la ya eliminada "Seré azul" por Gretchen González, error irreparable de este evento.

    El segundo tema “Sin aire ni bolero” compuesta por Karel García e interpretada por Camila Inclán y que contó con el arreglo de Emilio Martiní, todo un prodigio de la guitarra, es una canción bien construida aunque el arreglo, de tanto vuelo, absorbió por momentos el color de voz de la intérprete que no dejó comprender del todo el texto. En las valoraciones Beatriz Márquez dijo “tiene una letra con imágenes preciosas, la cantante ha tratado de dar el máximo”. Edesio Alejandro, el menos expresivo del jurado, agregó: “es una canción con imágenes muy bonitas (…) cuidado con unas cositas de afinación”. Yianela, por su parte, refiriéndose a la interpretación señaló, “hay unos cambios de color en su voz cuando sube de registro, que realmente te sientes incómoda, deberías pensar en buscar ese color de tu voz un poco más natural, menos falsete”. Con 84.6, la obra quedó a merced del público.

    Seguidamente llegó el homenaje, hasta el momento a compositores, aunque en esta ocasión no se aclararon las autorías de los temas que popularizara Farah María. Mónika Mesa (La Dama de Cuba), Vania Borges e Idania Valdés salieron airosas a pesar de los problemas de sonido que por momento les ahogó la voz y no dejaban recordar el brillo de las grabaciones de estudio de Farah. Parafraseando al jurado, fue un momento bonito dentro de la noche.

    “Sabor a mis deseos” de la autoría de Juan Pablo Domínguez y con la interpretación de Ernesto Losa, es otro de los temas raros del concurso, con una estructura nada común para lo visto dentro de las 24 canciones y con un interpretación de riesgo por parte de este joven con cierta trayectoria en la música. En las valoraciones del jurado destacamos a Edesio Alejandro, “es como un media salsa, una salsa pop, bonita voz, el agudo final lo considero innecesario”. Israel Rojas valoró al intérprete cuando expresó, “Ernesto tiene muchos recursos vocales, la ha recreado con muchos colores como su pelo, es un tema convencional, especie de salsa flamenca”. El tema consiguió 86.00 para mantener esperanzas en una ronda de consuelo.

    “Tú, mi hogar” fue la cuarta de la noche y a su vez la cuarta eliminada. Su autor David Triana y su intérprete Amanda Escalona no pudieron con los vaivenes del concurso a pesar de tener más puntos de que tres canciones pendientes y una clasificada. Se trató de otro acercamiento al son más fusionado, pero que volvió a resentirse en esta noche para nada pródiga en interpretaciones, con problemas de tono y afinación, como si la relación entre todos los aspectos del sonido tuvieran dificultades técnicas.

    A la intérprete, Beatriz Márquez le señaló, “comenzaste con un timbre muy dulce, después tuviste que sacar la voz, cuando la vuelvas a cantar deber tener más proyección”. Yianela, en un sentido pedagógico hacia el televidente explicó, “aquí hay una fórmula muy bonita y muy efectiva, a mi me da un pop cubano bien hecho, el texto es sencillo, sin demasiado vuelo poético y poco contenido, pero este acompañamiento latino lo contextualiza y le da ese color nacional”. Israel Rojas comentó, “un texto muy sencillo, armónicamente poco arriesgada, más tradicional en este tipo de fórmula que trasmite un mensaje que resulta cálido”. La canción obtuvo 84.2 quedando en el lugar 18 general pero como ya comentamos, quedó eliminada.

    Luego sobrevino la sorpresa de ver nuevamente a Pancho Céspedes en la Televisión Cubana, generando cierta confusión en redes sociales porque había hecho declaraciones recientes de que no lo dejaban entra al país. El reconocido cantautor dio vida, en vivo, a su éxito “Vida loca” que dedicó a su hermano Miguel Ángel Céspedes, y donde dio una lección de pasión por la música con una delicada interpretación de un tema que es un referente cubano en el mundo. Con la salvedad de que Céspedes alargó su presentación como si estuviera en su concierto personal, algo que por momento puso en tensión a algunos televidentes. Pancho Céspedes, tomando el programa como tribuna, expresó “Qué viva Cuba”, como si con ello se le fuera la vida.

    El concurso continuó con un ¿merengue?, habría que ver como lo explican los musicólogos e historiadores del evento. La pieza denominada “Deja que te ame así” firmada por Marcos Prawl fue interpretada por el único cantante concursante que no reside en La Habana, el camagüeyano Yemán, que, sabiendo que estaba fuera por no ser del team y defender el tema más caribeño de todo el concurso, le puso alma, corazón y vida, y consiguió convencer. El arreglo de Pedrito Camacho, director de aquel exitoso proyecto, ido y venido, El Clan de Pedrito Camacho, propició un momento de distensión, que el jurado disfrutó y elogió.

    Adalberto Álvarez comentó, “para mí lo mejor que tiene es la sencillez de la letra, lo fácil que se entiende el mensaje, tan lindo, el ritmo del merengue que lo baila todo el mundo, el cómo la defendió”. Yianela, habló sobre la música bailable en el concurso, y aprovechó para explicar con acierto , “en la semana he recibido criterios de personas que consideran que la música bailable no debe estar incluida en el Guzmán, y recuerdo que hay muy buenos temas bailables que han pasado por el concurso”. Sobre el tema Israel Rojas apuntó, “hay que saber cantar a la alegría, lo que más me gusta es que es un canto no forzado, la alegría esta bien justificada”. Con 89.4 puntos la canción fue una de las mejor punteadas de la noche.

    El cierre de todas las canciones en competencia, sexta de la noche y veinticuatro en general lo mereció “En abril ” de la autoría de Frank Luis Travieso, que fuera líder de Frankos y ahora de Teamgla´o. La canción, ya registrada en #Pistacubana desde el 2015, llamó mucho la anteción, por su estructura nada convencional y, como detalle, por haber sido interpretada al estilo de su autor. Al tratarse de otro joven comprometido con su incipiente pero agradecida trayectoria musical, verlo ahí llama la atención, pero todos los caminos del éxito son permitidos. Su interpretación, muy personal y sobre todo original mostró su talento para la composición que convirtieron su obra en la mejor de la noche, y una de las más osadas de todo el concurso.

    Israel Rojas expresó, “es una de las canciones que justifica cada verso, bien textoso, no hay nada que te sobre o te choque, me pegué el viaje completo”. Yianela, que conoce al concursante, valoró “me gusta que Franco conservó su estilo, él tiene una manera de ser, me gusta que el arreglo no sobrecargó la canción, para respetar su estilo”. La obra fue la más punteada con 89.8, que no le garantiza ganar la competencia.

    En resumen, una noche crítica, en cuanto al sonido, donde ya los aplausos no predominaban en la banda sonora y donde ya no había más qué pedir, a un evento que traerá otras ingratas y gratas sorpresas en su indetenible avance. Ahora comienzan las votaciones para “salvar” a los de la zona de peligro y no se competirá más hasta dentro de dos domingos. Son diez programas, no olvidar, el Concurso Adolfo Guzmán 2019 es solo un pretexto para llenar la pantalla televisa cubana durante 10 jornadas.

   

   

   

   

   

   

   

   

   

   

   

@pistacubana|

COMENTARIOS

  •  AGREGAR COMENTARIO
  • Servicio de comentarios activado

  • (Los comentarios ofensivos o que denigren a personas, instituciones u obras de arte serán eliminados.)