Achy Lang: un apasionado por la música cubana

    "La música me viene desde que estaba en la barriga de mi mamá, la cual es muy musical y actualmente, a pesar de su edad, canta maravillosamente bien y también de mi abuelo que tocaba saxofón y clarinete de modo empírico". Sin embargo, el único que se ha dedicado de forma profesional ha sido Achy Lang, el cual empezó a estudiar violín con siete años en el Conservatorio Alejandro García Caturla. Y sonríe su mirada cuando recuerda “Habanera tú”, la primera pieza cubana que tocó siendo estudiante. Y es que su amor por la música cubana le viene desde siempre con mucha pasión.

En Cuba, la isla hermosa
del ardiente sol,
bajo su cielo azul,
adorable trigueña,
de todas las flores la reina eres tú.

    Recuerda con cariño y admiración a Ricardo Justiz su maestro, el primero que le puso un violín en sus manos y con el cual mantiene una relación afectiva muy cercana hasta la actualidad.

    Pablo Milánes, Pedro Luis Ferrer, Chucho Valdés, Juan Formell, Benny More, entre otros, son importantes referentes en su vida artística.

    A pesar de llevar una carrera sólida como violinista y tecladista decidió lanzarse como cantante. Él confiesa que "no estaba en sus planes, pero lo disfruta mucho actualmente". Y es que cuando Juan de Marcos se fue de Afro-Cuban All Star, Achy Lang quedó dirigiendo ese proyecto bajo el nombre de Afrocuba. Los cantantes eran: Félix Baloy e Ignacio Carrillo, entre otros, y justo por ser tan prestigiosos eran invitados a muchos festivales y se quedó sin ellos en esos comienzos y los propios músicos comenzaron a animarlo para que cantara lo que escribía. Todo comenzó con la interpretación de tres temas para un disco en ese entonces. Sobre esta faceta considera que "es algo muy complicado si no le transmites al público". Dice notar que sus seguidores en conciertos y redes sociales hacen comentarios favorables al respecto, aunque imagina que haya a quienes no les guste, pero no es a la mayoría (a quienes les disgusta)".

    Justamente por dirigir un proyecto tan grande como Afro-Cuban sintió que era mucha carga para él y por otra parte la idea de crear el suyo propio ya le rondaba desde hacía mucho con la pretensión de "continuar haciendo buena música porque la música como arte debe hacerse con sinceridad".

    Para el artista, marcó un antes y un después en su quehacer musical. En la proyección, porque nunca había tocado para ocho mil personas. En la forma de hacer y escribir la música le dio confianza porque lo hizo para excelentes instrumentistas y porque gracias a esa agrupación es el tipo de música que él hace "con una visión más contemporánea sobre los mismos géneros".

    Hoy día, ha ido creando un público y espera que continúe creciendo. "El tiempo dirá la última palabra y espero tenerlo a mi favor porque al final, la buena música queda aunque en la época en la que se hizo no haya sido la más popular".

    Sigue haciendo danzones, boleros, chachachá, PaPa CunCun que son ritmos que por algunos van quedando olvidados.

    Al preguntarle sobre alguna anécdota como profesor refiere que para él fue habitual dar una clase maestra de dos a dos horas y media y explicar sobre ritmos y demostrar cómo ejecutarlos, pero en una oportunidad que impartió una clase en Japón tuvo un alumno pianista del mencionado país, que luego lo contactó para que le enseñara música cubana a lo que Achy asintió y pensó que se trataba de tres clases máximamente, pero no, quería quince y para mayor sorpresa, transcurrido solo quince o veinte minutos al día, el discípulo ya había captado todo y fue entonces que "tuve que prestarle atención a lo que estaba haciendo, buscar mucha información y tomármelo en serio. Al final todo salió bien y hoy día somos amigos. Fue algo que me puso en aprietos por meterme en lo que no debía".

    En 2019, dos años después de haber fundado su proyecto musical, fue autor, arreglista, productor y director musical de la canción “Capital maravillosa” en homenaje a los quinientos años de La Habana. Para dicho tema dirigió la orquesta de Todos Estrellas conformada por varios músicos y cantantes más importantes y talentosos de estos tiempos, algunos de ellos directores de varias de las agrupaciones más importantes de Cuba: Haila, Alexander Abreu,Pedrito Calvo, Samuel Formell, Michel Herrera, entre otros.

    Su actual orquesta Achy Lang y su Orquesta está integrada por doce músicos: bajo, timbal, bongó y tres batá (los toca un mismo músico) cinco metales y dos cantantes.

    Ante la interrogante de sus próximos pasos refiere que está en proceso de producción de un disco del que aún no puede adelantar mucho, donde retomará muchos géneros de la música cubana que lo definen. Piensa que puede titularse “Ese soy yo” que da nombre a su primer sencillo y habla de quién es él musicalmente, pero aún no está definido. Mientras tanto, desde #Pistacubana seguiremos al tanto.

   

   

215 vistas

Comentarios(0)
Comentar